De academias, transterrados y parnasos antárticos

Trinidad Barrera López

Resumen

Con las academias se establecían escuelas y se orientaban los gustos, fueron sobre todo un esfuerzo de las sociedades ilustradas criollas pero contaron con el apoyo entusiasta de los ingenios peninsulares que celebraban a sus colegas americanos. Uno de los integrantes de la Academia Antártica peruana fue el sevillano Diego Mexía de Fernangil, autor de una curiosa traducción de la Heroidas ovidianas hecha totalmente en territorio americano, entre Perú y México, pero mandada a imprimir a Sevilla en 1608.

Palabras clave

Academias literarias; Mexía, Diego; Heroidas; Ovidio; Ingenios peninsulares

Texto completo:

PDF (514,35 kB) Estadísticas


DOI: https://doi.org/10.14198/AMESN2009.13-14.04





Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.